UIC obtiene $12M para continuar el estudio más grande de los Latinos

La Universidad de Illinois en Chicago (UIC) ha recibido un contrato de $12 millones de los Institutos Nacionales de Salud para continuar su papel como el punto central en Chicago del Estudio de la Comunidad Latina (HCHS/SOL por sus siglas en inglés)  — el mayor estudio epidemiológico jamás hecho de esta diversa población.Doctor measures the height of a study participant

“Este estudio es crucial porque los Hispanos/Latinos constituyen ahora la minoría más grande en los Estados Unidos, y necesitamos saber más sobre sus riesgos de salud única para que podamos educar a la comunidad y prevenir enfermedades cardiovasculares y otras enfermedades crónicas en esta población cuando envejece”, dijo la doctora Martha Daviglus, directora del Instituto para la Investigación de la Salud de Minorías y principal investigador para el centro del campo de Chicago HCHS/SOL.

In English.

El estudio de sitios múltiples, que comenzó en 2008, colectó información sobre los temas de salud, factores de riesgo y hábitos de vida de 16.415 adultos de edades 18 a 74 viviendo en Chicago, San Diego, Miami y el Bronx. Participantes se auto identificaron como Centro Americanos, Cubanos, Dominicanos, Mexicanos, Puertorriqueños, Sur Americanos u “otro” antecedente hispano. Los datos fueron recogidos de los 4.136 participantes de Chicago durante la primera fase del estudio que duró desde 2008 a 2011.

En la primera fase del estudio, los participantes tomaron un examen de base amplia de siete a ocho horas y respondieron a cuestionarios sobre sus factores de salud y estilo de vida. Fase 1 del estudio reveló la considerable carga de factores de riesgo experimentado por esta población diversa: por ejemplo, alrededor del 17 por ciento de mujeres y hombres hispanos/latinos tenían diabetes, y cerca de 37 por ciento de los hombres y 43 por ciento de las mujeres eran obesos. Aproximadamente el 80 por ciento de los hombres y 71 por ciento de las mujeres tenían al menos un factor de riesgo para enfermedad cardiovascular.

En la segunda fase del estudio que terminó en el 2018, investigadores reexaminaron 11.621 de los participantes y recogieron datos sobre las enfermedades crónicas que son frecuentes en los Hispanos/Latinos, incluyendo enfermedad cardíaca, diabetes, asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica y diabetes gestacional. Los participantes completaron cuestionarios sobre demográficos, socioculturales y los factores de estilo de vida. También se realizó el análisis genético.

La nueva financiación apoyará la fase III del estudio que durará hasta el 2025. Los investigadores aspiran a traer por lo menos el 80 por ciento de los participantes supervivientes a una examinación de la carta recordativa de 2 horas que evaluará los cambios en los factores de estilo de vida tales como fumar, dieta, ejercicio, identificar nuevos factores de riesgo o diagnóstico y determinar la influencia de la aculturación a la sociedad americana. Los investigadores utilizarán los datos de seguimiento para identificar las asociaciones entre el estilo de vida y otras características al inicio del estudio con el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y otros resultados de salud.

Con los datos que se recogen durante la fase III, información médica detallada estará disponible sobre los participantes hispanos con más de 10 años de antigüedad. Esto permitirá a los investigadores a buscar cambios en los riesgos de salud con el tiempo y en relación con cambios en el estilo de vida. Daviglus explicó que la información recopilada podría ayudar a arrojar luz sobre el “paradoja epidemiológica latina” –la observación de que individuos hispanos en los Estados Unidos tienden a vivir más tiempo que los blancos a pesar de su condición socioeconómica baja y altas tasas de obesidad y la diabetes. “Con la fase III, creemos que habrá pasado suficiente tiempo desde que primero examinamos algunos de estos participantes, que datos surgirá que indica si la ‘paradoja hispana’ realmente existe y si así,  cuales son los factores de conducción”, dijo Daviglus.

En el sitio de Chicago se llevará a cabo dos estudios financiados por los Institutos Nacionales de Salud adicionales con participantes HCHS/SOL durante la fase III. Un estudio analizará si hábitos de actividad física predicen enfermedad arterial periférica, una condición circulatoria que estrechamiento de los vasos sanguíneos reducen el flujo de sangre a las extremidades. Esto afecta a aproximadamente 10 millones adultos en los Estados Unidos y puede aumentar el riesgo de muerte y la amputación de piernas. Los participantes serán reclutados para someterse a evaluación de vasos de extremidad inferiores y pruebas de aptitud y se dará acelerómetros (aparatos que miden el movimiento y que a menudo se usan como pulseras) para medir la actividad en el transcurso de varios días.

El otro estudio pretende identificar los factores de riesgo modificables que contribuyen a la enfermedad de Alzheimer y la demencia. Estudios anteriores han vinculado el endurecimiento de las arterias con alteraciones en el cerebro que contribuyen al deterioro cognitivo, pero estos estudios no incluyeron a participantes Latinos. Durante la fase de visita de seguimiento III, HCHS/SOL participantes serán evaluados para el endurecimiento de las arterias y se someterán a pruebas cognitivas diseñadas para detectar el deterioro o la enfermedad de Alzheimer.

Dr. James Lash es un co-investigador principal en Chicago HCHS/SOL. María Argos, Dr. Mayank Kansal, Dr. Fernando Testai en UIC son co-investigadores. Ramón Durazo-Arvizu, el Dr. Richard Cooper y Dr. Majid Afshar son consultores en el proyecto

Contact


312-413-2695
sparmet@uic.edu

Categories

Topics

,